fbpx

A raíz de la pandemia las organizaciones han sido obligadas a generar nuevas estrategias para afrontar la nueva realidad digital empresarial

Si bien se conoce las drásticas modificaciones en el diario vivir por la aparición del Covid-19 a nivel mundial, las organizaciones que han estado a la vanguardia de los procesos digitales, han obligado a que las pequeñas y medianas empresas, realicen una actualización de sus procesos, si de continuar en competencia se trata.

Las medidas de prevención al contagio de los trabajadores, llevó al Talento Humano a replantearse y estudiar nuevas estrategias que brinden soluciones eficaces y eficientes para la optimización de las labores diarias.

Dichas necesidades, conllevaron al reconocimiento intensivo de plataformas de videoconferencias como: Zoom, Meet de Google, Cisco Webex, Microsoft Teams, WhatsApp, Entre otros. Así como la utilización de la nube y plataformas de capacitación asincrónica.

Estos espacios, se diversificaron en procesos administrativos de área para, desde Talento Humano, aumentar la motivación de los colaboradores en tiempos de aislamiento preventivo obligatorio (cuarentenas), y de gestiones de entrevista y contratación que actualmente se realizan desde la virtualidad.

También, el apoyo en atención y acompañamientos psicológicos, fortalecimiento de competencias y actualización de conocimientos básicos requeridos de los cargos.

(Lea también – ‘Qué es Recursos Humanos y su diferencia con Talento Humano‘)

Es importante resaltar que, como consecuencia de las limitaciones laborales por la emergencia sanitaria global “Colombia perdió 509.370 micronegocios. Estos pasaron de ser 5,8 millones entre enero y octubre de 2019 a 5,3 millones en enero y octubre de 2020”, así lo resaltó el periódico La Republica en su pasada edición virtual del mes de febrero.

Destacando de igual forma “que solo en Bucaramanga y Medellín el número de micronegocios creció. Por ejemplo, en Medellín se registraron 347.697 micronegocios, lo que representa un alza de 5,3% (17.613 más) respecto al año anterior”.

Esto nos lleva a considerar la necesidad de actualización por parte de las áreas líderes de las organizaciones, para adaptarse a la nueva normalidad, la cual se establece de lo digital y para lo digital. 

Santiago Barajas R.| Comunicaciones FABA.
[email protected]